TuWeb
Las consecuencias del abuso de los recursos naturales
Información sobre algunas de las Plantas Curativas
Tipos de Suelo
Algunos tipos de Flores
Planta: Ardisia
Planta: Rusco
Plagas y Enfermedades
Flor: Crisantemo
Flor: Rosa de Jericó
Flor: Jazmin
Flor: Ipomea
Flor: Dimoforteca
Flor: Helenio
Flor: Aster
 
Planta: Rusco



Rusco

Descripción
Se trata de un arbusto de hoja perenne formado por siete especies diferentes, muy típico de los bosques de encina mediterráneos.

Sus tallos pueden llegar a medir hasta 1 metro de longitud, de color verde oscuro, estriados, con falsas hojas llamadas filocladios, extensiones del tallo con forma ovalada que terminan en punta.

Es muy típico en fechas navideñas por su gran parecido con el acebo, sobre todo en el color y la forma de sus frutos.

Floración: comienza en el mes de febrero y se prolonga hasta mayo. Sus flores son muy pequeñas, de color blanco-verdoso, y llaman la atención porque nacen en medio del filocladio. Ya entrado el verano, maduran y se convierte en bayas rojizas de 15 milímetros de diámetro.

Ruscos
Cuidados
Riego: en épocas de frío, conviene regarla ocasionalmente. Cuando comience el calor, aumentaremos esta frecuencia, pudiendo alternar los días de riego.

Luz: no es un arbusto muy amigo de los rayos solares, por ello debemos buscar una zona con mucha sombra durante el día para plantarlo.

Tipo de suelo: no es muy exigente en este apartado, aunque agradece terrenos ricos en humus.

Abonado: siendo una especie silvestre tiene un crecimiento muy fuerte, por lo que no es necesario aplicar fertilizantes.

Reproducción: directamente por esquejes, aprovechando el final de la primavera. Dejaremos que el esqueje enraice bien en una maceta para pasarlo posteriormente a su lugar definitivo.

Poda: podemos realizar una poda ligera en otoño, una vez que el rusco se haya desprendido de sus frutos. También conviene retirar, a lo largo del año, ramas enfermas o con una formación irregular.